El desafío de la humanidad: Volver verde a los desiertos

El desafío de la humanidad: Volver verde a los desiertos…

 

… es otro valioso aporte de Yiyi Naser al blog y le doy las gracias.

desiertos en campos verdes

El desafío de la humanidad: Volver verde a los desiertos Créditos: Yiyi Naser.-

El título de la entrada me hace recuerdo a las palabras que el padre fundador del Estado de Israel, David Ben-Gurión planteó como política de estado de la recién creada nación se postuló:

“Conquistar el desierto” y así fue. Lo hicieron y varios países deben hacerlo porque el avance inclemente de los desiertos no tiene freno.

La degradación ambiental va al ritmo de la destrucción del planeta.

 

Retomando el tema, te dejo para que leas este texto que invita a pensar, debatir y cerrar filas en torno a un problema de todos:

Hacer agricultura de manera integral, holística como ella lo dice, siendo el desafío de la humanidad el dar de comer a más de 7.400 millones de bocas de manera sostenible y no como la agricultura convencional, por el tamaño de su huella ecológica e impactos ambientales lo viene realizando.

Te dejo encaminado en la propuesta de la autora*.

“Volver verdes los desiertos”
Allan Sawory

Sabemos que en este último tiempo y por primera vez en miles de años, la densidad de CO2 de la atmósfera superó los 400 ppm durante los 365 días.

Estamos viviendo una era “Antropocéntrica” en la que los hombres nos convertimos en la principal fuerza que interviene en los cambios que alteran paisajes y la vida misma de la Tierra: se aumentaron las emisiones de carbono y a la par se destruyen los sumideros.

Algunos entienden que hablamos de “progreso”.

Se agrava por lo tanto el efecto invernadero y la temperatura planetaria aumenta.

El aumento de las emisiones trae consecuencias ya conocidas como: sequías prolongadas seguidas de tormentas de significativa intensidad y aumento en la frecuencia de las inundaciones.

Estas emisiones dice Pablo Borelli son como “canillas abiertas echando agua en una bañadera.

Es necesario cerrarlas, pero también hay que revisar lo que pasa con el desagüe. El problema no son sólo las emisiones, sino el estado de los sumideros”.

Los Pastizales

 

Con alguna licencia, como escribe Roberto Esteves Da Fons:

“Hierbas crecen en el pie
de las piedras que no caen más.[…]
Sí, las hierbas crecen
como una broma de vida! […]

Pasamos por delante y por detrás,
mirando hoy la paz sin la vida que invade los pastizales,
y acarician rabias de suelo agrietado y perdido,
de los oscuros pedregales.”

Una solución es capturar el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera por medio de la fotosíntesis.

Esa captura la pueden hacer los suelos agrícolas, los bosques y los pastizales. Aunque ¿sabías que los océanos producen más del 70% del oxígeno del planeta?

Éstos, por lo tanto, son los principales sumideros de carbono del mundo, lo sacan del aire y lo almacenan en el suelo y en el agua.

Sostiene el ecólogo Allan Sawory (preside el Instituto homónimo), que a nivel mundial, los suelos se están destruyendo; estamos desertificando por la manera en que se hace agricultura y el escaso uso de la “ganadería regenerativa” en los pastizales.

Toneladas de alimentos que se dejan de producir, con nuevos desiertos causando más cambio climático que los combustibles fósiles, trayendo más pobreza, más violencia y desintegración social.

La ganadería regenerativa

 

La “ganadería regenerativa” es una práctica que nos salva de la desertificación, manejando bien el ganado, recuperando los pastizales.

El ganado convierte los suelos en bombas de carbono, lo sacan del aire y lo almacenan en el suelo.

Regenerar es recuperar los procesos vitales de un ecosistema.

Conocemos como Grass (inglés) al Estándar de Pastoreo Regenerativo y Sustentable que está en práctica en 5 continentes a través de las filiales del Instituto Sawory.

Sirva como ejemplo, la Patagonia argentina y chilena con suelos recuperados en más de 1.300.000 ha. La regeneración se logra con un manejo “Holístico”, entendido como una metodología de planificación.

Consiste en planear el pastoreo manteniendo al ganado agrupado y en movimiento como un herbívoro lo haría frente a su predador.

Expertos norteamericanos han calculado que regenerando los pastizales se podría retirar del aire un porcentaje superior al 30 % de emisiones netas de CO2, algo así como 0,16 Gt –gigatoneladas- (igual a 160.000.000.000 kilogramos).

Reparar sumideros es barato y realizable además de tener otras consecuencias significativas como la regulación de las cuencas hídricas, la mayor producción de alimentos, fibras y la resiliencia de los ecosistemas ganaderos, entre otras.

Las Cumbres sobre el Cambio Climático

 

Desde el Protocolo de Kyoto, la atención estaba fijada en reducir las emisiones y a veces es difícil comprender los tiempos de las cumbres del Clima globales.

Desde ya, destacamos la celeridad de las decisiones a emprender para luchar contra el cambio climático.

Ha pasado la COP 21 de París y la reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22), en Marrakech, Marruecos, que ha logrado adoptar un programa de trabajo para aplicar el Acuerdo de París.

Se debe mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2º centígrados respecto de los niveles preindustriales e intentar limitar ese aumento a un 1º y medio. Buena la intención pero los datos que manan fluidamente señalan que será muy “fácil” llegar a esa temperatura.

¿Debíamos proponernos una mayor cifra o es que todo pronóstico y simulación queda corto a la dura realidad de cuando hablamos sobre el efecto invernadero?

La COP21 también señalaba el crear un fondo anual de 100.000 millones de dólares para ser utilizados en llegar a los objetivos propuestos en la “cumbre más exitosa post Kioto”.

La elección de Donald J. Trump y su campaña para desacreditar las investigaciones sobre Cambio Climático no lograron detener el compromiso de China, India y la UE que seguirán honrando sus compromisos a pesar de lo que sostenga la “nueva Casa Blanca”.

Lee también: “Donald Trump y la lucha contra el cambio climático: GAME OVER”.

Estamos frente a datos técnicos irrefutables y se avanza con el semáforo en verde para 2018.

Coincidimos con la idea que “para progresar ambientalmente se necesita un buen plan y para cumplirlo se necesita tiempo”.

¡Que de la mano del Campo, continuemos un camino serio en materia ambiental, convencidos que las medidas que se adoptan beneficiarán a las generaciones actuales y futuras!

Parafraseando al poeta pampeano Arturo Cestino:

“Es hermoso observar los prados, es hermoso ver un pastizal.
Esta es nuestra Tierra y su latir es de todos,
Del rudo pastizal somos retoño,
Allí aprendimos a renacer cada estío”

Sobre la autora

 

Este artículo ha sido escrito por la profesora argentina María Yiyi Naser, quien es escritora y colega en la aventura de escribir en un blog.

Visita su sitio que se llama “Naturaleza y Literatura”. La cuenta de Yiyi en Twitter es @yiyinaser

¿Y usted qué opina?

Compártelo:
Share

Marcelo M.

Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente.Tengo este blog que se nutre de ciencia, el medio ambiente y los animales.Bienvenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*