Los 10 alimentos con mayor huella de carbono

Los alimentos con mayor huella de carbono podrían ser reducidos en nuestra dieta diaria si nos proponemos como objetivo dar una mano al planeta.

 

El consumir alimentos variados reduciendo el consumo de carne, sobre todo, ayudaría a reducir los impactos sobre el medio ambiente.

Para que sepas, 1 kilogramo de carne de res demanda 15.000 litros de agua. A reducir y consumir mas alimentos de consumo vegetal, mejorarás la salud y darás una mano 🙂 al ambiente.

Los 10 alimentos con mayor huella de carbono.

 

En el presente artículo vas a conocer el por qué algunos alimentos tienen o han demandado una determinada cantidad de recursos y bienes para ser producidos, por ende, el indicador llamado Huella de Carbono, será mayor o menor.

Un ejemplo, y me dirás si aplica en tu caso:

¿Compras productos importados?, seguro que sí.

Digamos que la mayonesa que compraste fue elaborada en Panamá y vives en México, la misma habrá debido ser transportada desde un país a otro.

El transporte, sea marítimo, terrestre o aéreo consume combustibles fósiles (petróleo o gas natural) que al ser usado en los motores genera gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2).

Si la distancia es mayor, la huella será mayor.

Lo propio, si el alimento, sea carne o vegetales demandan muchos recursos la huella crecerá.

Como viste, el tamaño SI importa que es lo contrario a lo que dicen 🙂 Los alimentos con mayor huella de carbono no son “eco amigables”.

alimentos con mayor huella de carbono

Reduce tu Huella de Carbono si quieres ayudar a preservar el ambiente.-

Lo mas probable es que no pienses sobre  la “huella de carbono” de los los alimentos que consumes.

No creo que al dar un mordisco a tu hamburguesa o a la feta de salmón ahumado sepas que están entre los 10 alimentos con mayor huella ecológica. Y no es tu culpa.

Voy a tratar de ser claro y enseñarte algo mas sobre el tema.

Es bien sabido que la agricultura es una actividad de las mas importantes a la hora del tamaño de huella de carbono que tiene y a cómo afectan negativamente al proceso de calentamiento global.

“La huella de carbono se conoce como «el total de los gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto».

La huella de carbono se mide en masa de CO2 equivalente“.

El tema de la huella de carbono, para hacerlo muy fácil de entender, es la cantidad de recursos naturales que se requieren para la elaboración/producción de un bien y porqué no de un servicio.

Es otra herramienta para simular, dentro se sus limitaciones, claro está, la cantidad de dióxido de carbono o CO2 que se genera.

No olvides que es el principal gas causante del efecto invernadero junto al vapor de agua y que está relacionado con el calentamiento global y los gases de efecto invernadero.

La huella ecológica es un indicador del impacto ambiental generado por nuestra demanda sobre los recursos que hay en los ecosistemas del planeta, tiene estrecha relación con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos

(Lee: “Vivimos en déficit ecológico por el tamaño de nuestra huella ecológica”); y la huella hídrica corresponde a la cantidad de agua requerida para la producción de un bien y/o servicio.

Lee: La asombrosa cantidad de agua que requieres cada día.

Los alimentos de mayor huella en el ambiente.-

 

De acuerdo a la publicación de la organización ecologista norteamericana “CleanMetrics” cuyo trabajo puede ser leído en “Meat Eater’s Guide to climate change + health“.

Te presento un resumen al respeto.

“Para considerar: 0,66 kilogramos de CO2 se emiten por cada kilómetro recorrida en automóvil”. EPA – EE.UU

He aquí el ranking 10 de los alimentos “menos” ecológicos.-

Considera sobre la base de 1 kilogramo salvo se indique otra cosa.

1. Carne de cordero: 39,2 kg CO2

Comer 1 kilogramo de cordero equivale a conducir un automóvil 145 kilómetros. El transporte del producto es responsable en buena medida de incrementar el tamaño de la huella de carbono pero la mayor parte de la liberación a la atmósfera de este gas de efecto invernadero, es decir, el dióxido de carbono, viene de los eructos, gases, estiércol y alimentación del ganado.

2. Carne de res: 27 kg CO2

Las vacas producen cantidades considerables de metano.

Otro gas de efecto invernadero (GEI), que son los responsables del calentamiento global.

Lee: “Conoce los principales gases de efecto invernadero”.-

Además, un gran consumidor de agua.

Como recurso para que tomes en cuenta a la hora de leer sobre la “Huella Hídrica”, te comento que para producir 1 kilogramo de carne de res, se requieren 15.000 litros de agua.

Lectura recomendable: “Conoce las cantidades de agua que se requieren para producir algunos alimentos”.

Mucha carne y queso en determinada edad es una mala combinación que afecta a la salud. Imagen: Tim Hawley

Mucha carne y queso eleva el tamaño de la Huella de Carbono.- Imagen: Tim Hawley

3. Queso: 13,5 kg CO2

Un alimento con una gran tamaño de huella de carbono. Si se produce en el país será menor que si la importamos…lógico, ¿no?

La importación de este delicioso alimento llega al 50% de las emisiones generadas.

4. Cerdo: 12,1 kg CO2

El tocino, bacon, y la misma carne tampoco es tan “amigable” a la hora de generar dióxido de carbono (CO2).

Mas de la mitad de las emisiones se generan al criar a los animales y una buena porción del procesamiento, transporte y cocinado para nuestro consumo.

5. Salmón de pisci-granja: 11,9 kg CO2

En quinto lugar de nuestra lista, el salmón que es criado en las “piscifactorías” viene tras sí con una considerable huella de GEI generados en la alimentación de los peces, la generación de electricidad, el transporte y el mantenerlos refrigerados.

Sabe qué alimentos con mayor huella de carbono consumimos podría darnos una idea sobre qué reducir en nuestra alimentación.

Como este pez no está altamente difundido en todas nuestras latitudes, la importación desde miles de kilómetros es un serio costo ambiental a cubrir.

6. Pavo: 10,9 kg CO2

pavos

Ampliamente consumidos, los pavos tienen su buena participación a la hora de hablar de la huella de carbono.-

Es consumido masivamente (200 millones)  en Norteamérica en el año y en el “Día de Acción de Gracias”  aumenta bastante el consumo (La CNN señala 46 millones) y en nuestros países generalmente en las navidades (22 millones en EE.UU). Probablemente estos sean los feriados menos “ecológicos”, por así decirlo.

La mayoría de los GEI se generan en la alimentación cuando millones de toneladas de maíz se producen para alimentar al animal y para acompañamiento en nuestras comidas.

Nota.- ¡Vaya que no tenemos información local disponible!…¿Dónde está la revolución digital?

7. Pollo: 6,9 kg CO2

El pollo es el alimento de ricos y pobres, es sabroso por excelencia pero si entras en la “onda” de reducir la huella de carbono deberías reducir la cantidad de ingesta anual.

Los GEI son generados en los mismos procesos que en la producción de pavos.

8. Atún enlatado: 6,1 kg CO2

El atún pescado en el mar y enlatado genera la mayor cantidad de gases invernadero en el proceso de pesca debido al funcionamiento permanente de los motores de los botes de pesca (hasta el 68%) y el resto correspondería a los procesos de enlatado, transporte y distribución.

Huevo

Un súper alimento muy difundido en nuestras dietas…los huevos.

9. Huevos: 4,8 kg CO2

Probablemente son la mejor fuente de proteínas y son masivamente consumidos.

El óxido de nitrógeno es un GEI que se genera en el proceso de producción de excretas y uso de combustibles fósiles para el transporte, almacenamiento y demás.

10. Papas: 2.9 kg CO2

Las papas o patatas son, dentro de los productos vegetales, lo de mayor huella de carbono tienen. La mayoría de la misma viene de la manera en que las cocinamos.

Unas papas al horno generan mas emisiones que unas fritas debido al tiempo de cocción (uso y cantidad de energía).

¿Y qué sucede con los alimentos con baja huella de carbono?

Es bien sabido que la humanidad debe reducir el consumo de alimentos que demanden muchos recursos naturales para ser producidos.

Somos mas de 7.200 millones de habitantes, vivimos en un planeta con tierras para la producción de alimentos cada vez mas difíciles de encontrar y/o habilitar sumado a los efectos del cambio climático que afectan la producción de nuestros alimentos.

“Elegir alimentos con mayor huella de carbono es válido si decides hacerlo pero si entramos en el plano de conciencia ambiental, lo mejor sería el equilibrio y por qué no, modificar la dieta convirtiéndola mas saludable al incorporar más alimentos magros y menos carnes y grasas”.

Se maneja cada vez mas la concienciación en la reducción en el consumo de carnes y derivados (Y no solo lo digo yo, tan solo date el trabajo de buscar en la internet y encontrarás muchas información. Consejo: elige bien la fuente porque cualquiera escribe lo que quiera y puede distorsionar la información a su antojo).

El consumo de alimentos de origen vegetal, de lejos, son mas “amigables” con el medio ambiente…y con nuestra salud; y para muestra un botón:

  • Arroz: 2,7 kg CO2
  • Yogurt: 2,2 kg CO2
  • Brócoli: 2,0 kg CO2
  • Tofu: 2,0 kg CO2
  • Tomates: 1,1 kg C02
  • Lentejas: 0,9 kg CO2

Sobre el consumo de agua de los alimentos.-

 

Aprovechando la oportunidad, te invito a leer también, el impacto que la producción de alimentos tiene sobre el recurso hídrico.

No te olvides que la lechuga o la carne de ternera viene de plantaciones que han sido regadas o la vaca ha bebido agua hasta el momento de ser sacrificada. Ahí entra el concepto de “Huella Hídrica”, debatido o no, es un indicador que nos da una idea sobre qué consume mas.

Como muestra un botón: ¿Sabías que 1 kg de carne de res requiere 15.000 litros de agua?, impresionantes, ¿si?

Mi recomendación, desde el punto de la salud y del cuidado ambiental sería que reduzcas el consumo de la misma.

Este artículo busca ilustrarte de manera general, y en base a fuentes de información serias, la situación expuesta a lo largo del mismo.

La dieta consumiendo alimentos con mayor huella de carbono no es lo idóneo. Tanto para la salud como para el medio ambiente.

La elección de tu dieta, estilo de vida y demás es de tu entera elección.

Aquí me permito mostrar las dos caras de una moneda para que veas si es pertinente hacer algún cambio en tus hábitos.

Por ejemplo, te sugeriría reducir la ingesta de carnes y aumentar la de los vegetales.

Será un placer que dejes tus críticas, aportes, enmiendas, complementos y demás al presente artículo con la espera de enriquecerlo para poder debatir.

Gracias.

Por Marcelo Moscoso Pantoja, consultor ambiental en mis ratos libres.

¿Y usted que opina?

Compártelo:
Share

Marcelo M.

Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente.Tengo este blog que se nutre de ciencia, el medio ambiente y los animales.Bienvenido.

6 comentarios:

  1. hola, tengo una pregunta: ¿ cada cuantos kg de alimento es el calculo?
    no lo aclara el articulo, y sabiendo eso es más facil hacerse la idea de lo que produce. Gracias 🙂

  2. Valeria Heredia

    Hola !! Me encanto tu artículo y me cae como anillo al dedo jejej solo por favor tendrás alguna referencia de donde poder sacar más info?
    Es que justo estoy en una discusión sobre la veracidad de este tema ?? y estoy buscando más fuentes de información
    Mil gracias

    • Hola Valeria, me alegro que te sea útil el artículo.

      El artículo que lees tiene varios enlaces respecto al tema. Presta atención a los mismos que en ese artículo hay mas de cinco enlaces. Si quieres algo en concreto usa la casilla “BUSCAR” y pon la palabra (s) y con suerte encontrarás los artículos que te sean de utilidad.

      Saludos,

      Marcelo

  3. Ana P. Hernández

    Impresionantes datos. Algo importante para evitar agrandar nuestra huella es consumir alimentos producidos en nuestro país vivienda, preferiblemente de temporada y no de esos que fuerzan a producirse durante todo el año. Evitar enlatados y procesados y evitar el extra empaque. Somos muchos y debemos cuidarnos y protegernos : )

  4. Claudia Jaramillo

    A reducir el consumo de carnes y aumentar las frutas y vegetales.
    Los beneficios irán a tu salud, la del ambiente y la de tu economía.
    Excelente trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  • – Más Artículos Relacionados –