Verifica si eres de los que derrocha agua en la ducha

Verifica si eres de los que derrocha agua en la ducha. 

 

Nada más placentero que ducharse después de un día ajetreado es sentir como el agua limpia nuestro cuerpo.

Tan estimulante es tomar una ducha, que al estar bajo ella afloran nuestras cualidades musicales e histriónicas. ¡Hasta reflexivas!

duchas que ahorran el uso de agua

¿Qué clase de personas eres? ¿De los que derrocha agua en la ducha o no?

 

Foto: Pixabay/Hans Braxmeier

En la imagen puedes ver un cabezal de ducha que permite ahorrar en el consumo de agua.

¿Debería ser obligatorio que en nuestras naciones sea así como en los países desarrollados?

Y si vives en un país de mi Latinoamérica querida pero utilizas esta tecnología, ¡Felicidades!, si no, te pregunto: 

¿eres de los derrocha agua en la ducha?

Por Marcelo Moscoso Pantoja, consultor ambiental.

Algunos aprovechamos para cantar nuestras canciones favoritas y otros hacen movimientos y gestos como grandes artistas.

Pero el tiempo va pasando y la ducha y el desperdicio de agua se convierten en dos factores inseparables.

En ese momento tan nuestro nos desconectamos de la realidad, tanto así que parecemos perder la noción de espacio y tiempo.

Si estuviéramos conectados con la conciencia plena seríamos más conservadores a la hora de ducharnos.

El uso y/o derroche en la ducha

 

Este es uno de los momentos cuando más agua se derrocha en el consumo de agua doméstico.

El proceso de ducharse se cumple en varios pasos, al estilo de un algoritmo donde cada paso debe darse conscientemente

El tiempo y el consumo de agua al ducharse puede variar de acuerdo al sexo y la edad. 

Al usar agua caliente, este proceso puede durar más tiempo.

Algunas personas no se sienten conformes y repiten este proceso hasta tres veces para sentirse “bien limpios”.

¿Te has preguntado cuánta agua efectiva empleamos al ducharnos y cuánta derrochamos por descuido?

Nuestro planeta posee la misma agua que poseía hace mil millones de años.

“Lee los mejores consejos ambientales para cambiar tus nocivos hábitos por los mejores”

El agua no se puede crear, sencillamente se recicla.

En la medida en que nuestras reservas de agua disminuyen no se vuelven a reponer tan fácilmente.

“Es muy importante que entendamos con qué facilidad se gasta el agua sin darnos cuenta”.

La toma de conciencia de cómo desperdiciamos el agua es el primer paso para conservar el vital líquido.

Pensar que muchas personas sobreviven con tan sólo 12 litros de agua o menos por día es motivo de preocupación.

En la mayoría de los países donde hay agua suficiente, esa cantidad se gasta en una sola descarga del inodoro.

Encuesta sobre el tiempo que demoras al ducharte

 

Basamos el presente artículo en un pequeño sondeo aplicado a nuestros lectores vía Twitter.

La cuenta es @naturaambiental y participaron de la encuesta 1.061 personas y 1.077 “me gusta”. 

Somos más de 67.500 personas, empresas, escuelas, ministerios, actores, trabajadora, amas de casa, cuerpos de policías, políticos, expertos, y más, los que formamos parte de la comunidad de Natura Ambiental.

Muchísimas gracias a la comunidad por tanta participación.

La simple pregunta se enfocó en el tiempo que demoras y en la imagen puedes ver la misma:

Sin dudas que los resultados te pueden parecer “normales” porque estás dentro de esos tiempos. Pero es una exageración….

 

tiempo en la ducha

Encuesta sobre la duración de tus duchas. Fuente:@naturaambiental

 

  • Fíjate que lo racional, en base a lo que pienso, sean hasta 5 minutos, sería el 38% de los encuestados. Casi 4 de cada 10 personas.

 

  • El mismo porcentaje, está constituido por los derrochadores desconsiderados. 4 de 10 personas están bajo la ducha entre 6 a 10 minutos ¡Una barbaridad!

 

  • Y los aplazados, a los que les deseo que el agua caliente se les acabe (no en verano), están ¿quién sabe haciendo qué? más de 10 minutos.

 

Con estos resultados, ¿crees que se derrocha agua en la ducha?

Ducharse: es un habito a considerar

 

El proceso para ducharse es muy simple, pero podemos sumar varios números que traducidos en litros de agua puede ser significativo.

Inicio

1.- Abrir la llave.

2.- Mojar el cuerpo.

3.- Cerrar la llave.

4.- Untarse el jabón, el champú y estregarse.

5.- Abrir la llave.

6.- Enjuagarse.

7.- Cerrar la llave.

Fin

Analizando nuestro comportamiento al asearnos 

 

Paso a paso for “dummies”

El primer paso de este proceso es abrir la llave.

Si se trata de agua caliente, tendremos que usar dos llaves, una para agua fría y otra para agua caliente.

En este momento fácilmente podríamos tomarnos dos minutos hasta lograr la temperatura que deseamos, mientras el agua que fluye se pierde.

Dependiendo del lugar donde se encuentre el calentador, el agua caliente puede tardar un poco para llegar a la ducha.

Esto supone que el agua fría desalojada por el agua caliente se pierde.

En el segundo paso, más que mojarnos, aprovechamos de dejar correr el agua por nuestro cuerpo sintiendo una sensación de alivio y placer.

Cuando se usa agua fría, algunas personas vacilan para comenzar a ducharse, ya que el impacto de temperatura del agua es desagradable.

Muchos comienzan poco a poco por los pies, pasan a las piernas, luego el abdomen, etc. hasta quedar por completo bajo la ducha.

En este proceso de adaptación a la baja temperatura del agua se pierden unos tres o cuatro litros de agua.

Algunos omiten el paso 3 y este es muy importante porque el paso siguiente tomará mucho tiempo.

La razón por la que se omite este paso es que cuando se usa agua caliente, luego habrá que tomarse tiempo para volver a graduar la temperatura.

Durante el paso 4 nos untamos el jabón por todo el cuerpo, el champú en el cabello y nos frotamos el cuerpo.

Este paso puede tardar hasta 4 minutos.

Generalmente, las mujeres dividen este paso en dos, un tiempo para el cuerpo y otro para el lavado del cabello.

Por esto, pueden tardar el doble de tiempo y gastar el doble de agua, mientras que los hombres lavamos el cuerpo y el cabello de una vez.

Si omitimos el paso 3, el consumo de agua durante nuestra ducha será mucho mayor.

Si hemos cumplido el paso 3, iremos al paso 5 y tendremos que abrir nuevamente la llave .

Recordemos que si se trata de agua caliente, habrá que controlar nuevamente las llaves hasta alcanzar la temperatura deseada.

El paso 6 es uno de los que toma más tiempo debido a que se trata de eliminar el sucio y todos los residuos de jabón y champú de nuestro cuerpo.

Este penúltimo paso puede tardar hasta 4 minutos, siendo tan largo como el paso 4.

Por último, cerramos la(s) llave(s) y salimos de la ducha, teniendo cuidado de no dejarla goteando y damos por finalizado el proceso.

Sumando números del agua consumida.

 

En una ducha consciente, este sería nuestro gasto de agua.

Paso 1          Tiempo: 1 min. (agua caliente)              Cantidad de agua: 1 litros

Paso 2                       2 min.                                                      4 litros 

Paso 4                       4 min.                                                      0 litros

Paso 5                       1 min.                                                      1 litros

      Paso 6                       4 min.                                                      4 litros

Consideraciones sobre la evolución en la industria sanitaria 

 

El tiempo que tardamos en la ducha tiene efecto proporcional sobre el uso del agua.

El uso y el ahorro del agua al ducharse tiene que ver con tres aspectos básicos.

El primero de los aspectos es el factor humano o conductual, el segundo referido a los aspectos técnicos del cabezal de la ducha y el tercero, relacionado con la presión del agua que fluye por las tuberías.

Una ducha consciente significa tener presente que nos estamos beneficiando de un recurso finito como el agua.

“Establecer un tiempo prudencial a nuestra ducha y utilizar un cabezal de ducha con menos caudal, dice mucho de nuestro nivel de conciencia”.

La mejor manera de ducharse eficientemente es hacer uso del recurso conscientemente con duchas diseñadas para el ahorro.

“La fabricación de las duchas en Estados Unidos están basadas en la legislación de uso eficiente del agua y la energía.

En la Unión Europea el control también es férreo y ni qué decirte en Israel. 

¿Cómo es la regulación en nuestros países?

¿Hasta en eso no cumplimos y usamos la que nos de la gana?”

La regulación del flujo del cabezal de la ducha desde su fabricación, facilitan al usuario el ahorro del agua.

El flujo de una ducha en muchos países como Estados Unidos, depende de la legislación en esta materia.

Los fabricantes deben estar al día con las exigencias en cuanto al flujo que debe tener cada cabezal de la ducha.

Diseño de las duchas y ahorro de agua

 

El flujo de los cabezales se mide en galones por minuto (gpm) y litros por minuto (lpm).

“En el caso de los Estados Unidos, la Ley Nacional de Política Energética (EPAct) exige que las duchas tengan un caudal máximo de 2,5 gpm. (9.5lt)

Antes de 1980, muchas duchas excedían las 5 gpm (18.9 lpm).

Actualmente están a la disposición los cabezales de 0,75 gpm (2,8) lpm), 1 gpm (3,8 lpm), 1,5 gpm (5,7 lpm), 1,75 gpm (6,6 lpm) y 2 gpm (7,6 lpm)”.

Como éstos son productos de importación, por lo general llegan a otros países que aún no tienen en cuenta estos estándares.

De este modo, se ha planteado reducir las tasas de flujo de los cabezales de las duchas.

El inconveniente puede ser que al reducir el flujo de estos cabezales puede provocar que se tomen duchas mucho más largas.

Algunos estudios por su parte, han concluido que las tasas de flujo tienen poco que ver con la duración de la ducha.

En una ducha de 20 minutos consumiremos el doble de agua que consumiríamos conscientemente en una de 10 minutos con el mismo flujo.

Alternativas a la duración de las duchas

 

En la búsqueda de alternativas con respecto al flujo de los cabezales de las duchas, también se plantea el uso de temporizadores.

Así como los temporizadores para lavamanos arrojan un sustancial ahorro de agua, también puede ser aplicable a las duchas.

Por supuesto, el uso de tecnología supone un gasto adicional con las consecuentes huellas ecológicas.

Sea cual fuere nuestro punto de vista, con respecto a los detalles técnicos de la ducha, la eficiencia a la hora de ducharse está en nuestro grado de conciencia.

¿Qué resulta más ecológico, ducharse o bañarse?

 

Duchas vs. Baños

Existen compañías que han realizado estudios y señalan que los baños podrían ser más respetuosos con el medio ambiente que las duchas.

Estos datos fácilmente podrían ser malinterpretados, ya que hay mucha relatividad al llenar una tina y dejar fluir el agua como sucede con la ducha.

De acuerdo a un estudio realizado por Waterwise, los baños no son necesariamente más ecológicos que las duchas.

De acuerdo a esta consideración, las duchas dan más oportunidad de utilizar menos agua que los baños.

Según el estudio de Waterwise, la ducha promedio de ocho minutos empleó 62 litros de agua caliente.

Es cierto que las duchas pueden alcanzar un alto consumo de agua, pero todo depende de cuán conscientes estemos de este gasto.

“Al utilizar una ducha eficiente que da la sensación de gran potencia, se pueden emplear 32 litros vs 80 litros del baño”.

Otra consideración que no debemos olvidar es la relación entre el agua caliente y la huella hídrica y de carbono al emplear energía.

El empleo de energía para bombear o calentar el agua es un valor agregado que representa un gasto adicional en nuestra ducha o baño.

De manera que con sólo abrir las llaves ponemos en funcionamiento dos aparatos (bomba y calentador), lo que suma costos ecológicos y económicos.

Reduce los gastos económicos y de agua

 

Esto lo podemos ver reflejado en nuestra factura mensual como gasto por servicios de agua y electricidad.

Está en nuestras manos la decisión, tanto en beneficio del ambiente como para nuestras finanzas.

Si elegimos ducha o baño, hay maneras sencillas de ahorrar el agua, por ejemplo llenando la tina con la cantidad de agua necesaria.

Instalar una ducha eficiente vale la pena, es fácil y se encuentran disponibles a bajo costo; además este dinero se recupera con el ahorro en sus facturas.

La energía asociada a la calefacción del agua en casa, corresponde cerca del cinco por ciento de las emisiones de CO2 en los países de clima frío.

Procuremos utilizar agua natural si no es muy necesario el uso de agua caliente, ya que en muchos casos, es conductual.

¿Cuánta agua se pierde al ducharnos?

 

Generalmente, el 20 por ciento de agua se pierde en una ducha normal con relación a lo que podría ser una ducha eficiente.

En una vivienda normal, ducharse representa típicamente el uso de agua más grande después del inodoro y lavadoras de ropa.

“Ducharse representa aproximadamente el 17 por ciento del gasto de agua que se usa en los hogares (en los Estados Unidos), asumamos algo similar. No somos más sucios que ellos”.

Se calcula que una familia usa unos 40 galones de agua al día solamente para ducharse, lo que equivale a 1.200 millones de agua cada año.

Si sabemos que el 20 por ciento de agua se pierde, estaríamos estimando unos 200 mil millones de galones.

No derrocha agua en la ducha

Miles de millones de personas tienen muy poco acceso al agua, ¿Tú derrochando el agua en la ducha?

Esta cantidad es suficiente para abastecer grandes estados que sufren sequías como California y una mega ciudad como Sao Pablo, Brasil.

Conclusiones y recomendaciones.

 

El agua es un recurso vital y valioso desde todo punto de vista, por esto es imperante que sea conservado y utilizado racionalmente.

Entre los usos que damos al agua, tenemos que su función limpiadora es única, lo cual la hace un recurso imprescindible en el hogar.

Ducharse o bañarse es una necesidad, una medida saludable que todos nos aplicamos al menos una vez al día.

Existen dos tipos de ducha o baño:

  • La eficiente o consciente, y la otra es
  • la que se realiza inconscientemente o sin criterio.

La diferencia que hay entre una y la otra se traduce en billones de litros de agua que se desperdician a nivel mundial.

Esto deja claro que el agua que unos malgastan, otros la están necesitando y que una simple dosis de conciencia, puede cambiar esta realidad.

Lo principal es partir desde las acciones conductuales muy sencillas que todos podemos poner en práctica.

Esperando contribuir con esta información, a preservar el agua en cantidad y calidad, cerramos esta entrega con nuestras recomendaciones:

1.- Preste atención al tiempo que emplee para ducharse. Trate de no tomar una ducha de más de cinco minutos.

2.- Cierre la ducha mientras se esté enjabonando.

3.- Si tiene que esperar un período de tiempo mientras llega el agua caliente a la ducha, tome un envase y recolecte el agua fría  para el riego para las plantas.

4.- Un método clave para minimizar el consumo de agua al ducharse es aplicarse una “ducha marina” (con agua a temperatura natural).

La ducha marina se puede cumplir en tres pasos:

1.- Abra la llave para enjuagar el cuerpo y cabello.

2.- Cerrar la llave mientras se unta el champú en el cabello primero, luego enjabonar y frotar el cuerpo con una toallita.

El uso de la toallita evitará repetir este proceso de ducharse porque así removeremos mejor el sucio y estaremos más limpios.

3.- Reanudar el flujo de agua y enjuagar el champú y el jabón de una vez.

Con este método sencillo puede reducir la ducha a cinco minutos o menos y quedar bien limpio.

5.- Con respecto a la ducha, recomendamos reemplazarla por un modelo con flujo no más de 2,5 galones por minuto (gpm). (9,5l lpm).

Estas duchas son relativamente económicas y representan una buena idea para ahorrar agua en su vivienda y bajar la factura.

6.- Reduzca el uso de agua caliente en general y en lo posible utilice tanque de flujo por gravedad para evitar el gasto de energía adicional.

Fuentes consultadas: Tree HuggerThink Evolve y Natura – Medio Ambiental —> Consejos para cuidar agua en el hogar.

Tus comentarios son lo más valioso que puedas aportar por el bien del medio ambiente.

Servirán para fortalecer el presente texto, generaremos un sano debate y sobre todo seremos más conscientes a la hora del próximo aseo.

Si te animas, verifica si eres de los que derrocha agua en la ducha.

Compártelo:

Marcelo M.

Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente. Tengo este blog que se nutre de ciencia, el medio ambiente y los animales. Bienvenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*