Genética: ¿comemos genes?

Por María Fabiana Malacarne*

Muchas veces las personas responden que no comen genes ni ADN (es un ácido nucleico que contiene instrucciones genéticas y se halla en los cromosomas) ¡Cuan equivocadas están!

Por cada comida completa que hacemos ingerimos miles de copias de más de 250 mil genes diferentes provenientes de la carne, las verduras y frutas que componen el plato. Una hamburguesa con queso, tomate y lechuga puede proveer hasta 60 mg de ADN y una banana, 50 mg.

¿Por qué ocurre esto?

Todos los organismos vivos están formados por células y nosotros comemos organismos vivos: plantas, animales, hongos y los microorganismos que vienen con ellos. Todas las células tienen ADN.

El ADN (ácido desoxirribonucleico) es una larga molécula que se encuentra principalmente, en el núcleo celular; lleva toda la información genética, es decir las instrucciones necesarias para formar un organismo completo y está organizado en estructuras denominadas cromosomas.

Ese ADN lleva múltiples genes que son los responsables de la producción de proteínas o de la regulación de otros genes. Por eso siempre comemos ADN y, por lo tanto, genes.

Célula y ADN.-

Célula y ADN.-

Célula, ADN y genes (Fuente: BBC)

¿El ADN transgénico es distinto que el convencional?

La molécula de ADN consta de dos cadenas o hélices unidas entre sí y formadas por cuatro moléculas más pequeñas, los nucleótidos. Cada nucleótido tiene una base nitrogenada, Adenina (A), Timina (T), Guanina (G) o Citosina (C), un grupo fosfato y un azúcar (la desoxirribosa).

Estructura del ADN.-

Estructura del ADN.-

Estructura del ADN

El ADN ingerido es degradado durante la digestión, sin importar que sea de los genes propios de la planta o de transgenes. Las nucleasas pancreáticas del intestino son enzimas que rompen el ADN y lo convierten en muchos nucleótidos (base nitrogenada+azúcar+fosfato), que luego son reducidos a unidades más pequeñas, los nucleósidos (base nitrogenada+azúcar). Este último proceso es llevado a cabo por enzimas de la mucosa intestinal. Los nucleósidos finalmente son desdoblados en moléculas de azúcar y bases nitrogenadas.

Muchas investigaciones indican que luego del pasaje de los alimentos por el duodeno, más del 95% del ADN ya ha sido degradado y las bases absorbidas por los enterocitos que son las células epiteliales encargadas de absorber las moléculas alimenticias y transportarlas al interior del cuerpo.

Los seres humanos tienen una gran necesidad de ácidos nucleicos durante sus primeras semanas de vida, los cuales son provistos por la leche materna; hecho que demuestra que no son tóxicos. Ya que el ADN convencional y el transgénico tienen la misma estructura no existe razón alguna para pensar que el consumo de plantas genéticamente modificadas pudiera dañar la salud.

¿Puede haber transferencia de genes a los microorganismos del tracto digestivo?

Si quedara alguna duda respecto a la transferencia de genes, por ejemplo de resistencia a antibióticos, desde el alimento hacia algún microorganismo de la flora intestinal cabe aclarar:

  • la cantidad de ADN recombinante o transgénico en el total de ADN consumido es realmente mínima,
  • todo el ADN es degradado durante su paso por el tracto digestivo, y
  • aunque las bacterias han desarrollado sofisticados mecanismos para la transferencia horizontal de genes entre ellas, el intercambio de genes con los alimentos es extremadamente raro.

Un estudio realizado con ratas que consumieron un reconocido tomate (tomate transgénico de maduración retardada aprobado en EE.UU. en 1994 y retirado del mercado en 1996), que contiene el gen para resistencia al antibiótico kanamicina, demostró que las bacterias resistentes a kanamicina en el intestino podrían aumentar en un 0,00000000000026%; es decir que podrían encontrarse alrededor de 3 bacterias resistentes en ¡10 billones de casos!

Acerca de la autora.-

María Fabiana Malacarne (@fabibiotec). Argentina. Ingeniera Agrónoma, Magister en Mejoramiento de Plantas y Doctora en Filosofía, Ciencia, Tecnología y Sociedad. Desarrolló su carrera profesional principalmente en Argentina, Venezuela y España. Es autora de numerosos trabajos científicos en el área de mejoramiento de cultivos y biotecnología y sociedad; además de los libros “Biotecnología ¿Qué te Cuento?” y “¡Qué Buena IDEA! Biotecnología para los más Jóvenes”, con los cuales recibió los reconocimientos de Ciencia en Acción 2013 y 2007, respectivamente.

¿Opinas?

No dudes en dejar tus comentarios referentes al presente artículo en particular y en general también. La idea es poder intercambiar ideas respecto al tema con el objeto de aprender y reforzar los conceptos que aquí se vierten. Dicho todo esto, adelante. Bienvenidos.

Compártelo:
Share

Marcelo M.

Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente.Tengo este blog que se nutre de ciencia, el medio ambiente y los animales.Bienvenido.

17 comentarios:

  1. Mauricio Carías D. Suriano. (Dr.)

    Excelente artículo. Con un alto grado de objetividad científica. Me agradó muchísimo.

  2. Alejandro Reyes

    Hola Fabiana, que lindo haber encontrado el tuit con este artículo, siempre te leía cuando escribías en este blog.
    Me parece fabuloso el tema porque quienes no somos personas de ciencia somos temerosos (algunos) cuando nos hablan de genes pese a como bien explicas en el artículo, “comemos genes”.
    Es un trabajo permanente el que tienen que hacer en materia de divulgación, así nos iustran, y este blog está sensacional como siempre.
    Saludos afectuosos desde Guadalajara, México y espero seguir leyéndote.

  3. Zolaida Marquez

    Fabiana, es posible que un determinado cultivo transgénico pueda “fertilizar” plantas de la misma especie pero no transgénica y en caso de ser posible qué crees que pasaría?
    Gracias.

    • Zolaida,
      claro que es posible, en las especies de polinización cruzada fundamentalmente. Lo mismo pasa con las polinizaciones entre dos variedades distintas o entre dos híbridos distintos. En los 10.000 años de agricultura esta fue una de las causas para e mejoramiento genético. Si uno tiene un cultivo transgénico (o cualquier otro) y no quiere polinizar otra variedad de la misma especie debe aislarlo, es decir sembrarlo a una distancia tal que el polen no llegue o en una fecha más temparana o más tardía para que no coincidan las floraciones. Si lo que te preocupa de este flujo de genes es la pérdida de variedades criollas, para eso están los bancos de germoplasma donde se conservan para investigación y mejoramiento.

  4. Bernardo Robledo Alarcón

    Fabiana, te pregunto si las hormonas de crecimiento (me imgino que son ésas) han sido manipuladas por el humano al mejor estilo de los OGM? Pregunto eso porque estoy en Suecia y en los envases de leche hay una identificación de “Libre de hormonas” y según pude preguntar, las ventas de leche con esta etiqueta son abrumadoras.
    Saludas.
    P.D. Puedes explayarte sobre el tema? Quiero aprender.
    Saludos.

  5. Ale San Martín

    Fabiana, veo en algunos productos lácteos que resalan que el ganado “NO HA SIDO ALIMENTADO CON HORMONAS DE CRECIMIENTO” y son bastantee apetecidos y preferido, de lejos, por los que no lo tienen.
    ¿Son las hormonas o algún producto manipulado genéticamente? Evitemos las diferencias semánticas y los eufemismos.
    Gracias de antemano.
    Alejandro.

    • Vamos a ir por partes:
      La hormona del crecimiento humana (como la que se inyectó Messi) es un transgénico, ya que se produce en bacterias. Se inserta el gen humano en una bacteria, E-coli por ejemplo, y esta produce la hormona o insulina o factor VIII de coagulación sanguínea u otras proteínas. Esto abarató los procesos e hizo la producción de estas hormonas más seguras (la de crecimiento venía de hipófisis de cadáveres y la insulina de páncreas de cerdos).
      Así como se hizo con la hormona del crecimiento humano, también se hizo con la bovina y puede producirse en bacterias. En algunos países se usó en la producción lechera para, justamente aumentar la producción pero lo han dejado porque o bien las entidades regulatorias (son las que aprueban o no un producto transgenico) o bien los consumidores no la aceptaban. Desconozco qué paises la usan en la actualidad en los rodeos lecheros.
      Hay muchos mitos y leyendas urbanas acerca del consumo de leche (que produce cáncer, diabetes, etc) y el que lleve hormona recombinante no se escapa.
      Aparecieron estudios contradictorios sobre residuos de la hormona en humanos y posibles efectos en la salud y por ello ya no se usa como te dije en la mayoría de los países.
      Espero haberles aclarado algo.
      Saludos

      • Fabiana, hola, aprovecho tu hilo para que me des tu punto de vista del por qué, no hace mucho, salió un artículo de una “recomendación” que si mal no estoy fue hecha por algún departemento de Harvard sobre el consumo de leche ¿inecesario?

        Claro que luego fue descontectualizado y ya mas de dos veces que me han comentado que consumir lácteos es malo. Claro que vinieron de personas que escuchan la noticia, el cotilleo o el chisme sin base a ningún fundamento. ¿Qué opinas al respecto?

        Saludos

        • Marcelo, es cierto lo que dices del artículo y muchos otros han salido a refutarlo. No soy experta en el tema, pero lo que sí sé es que el ser humano no era tolerante a la lactosa (te dejo este post . La necesidad de contar con alimentos llevaron a nuestros antepasados a tomar leche y se generó una mutación adaptativa para degradar las proteínas. Esa capacidad es muy alta cuando somos niños y va disminuyendo con la edad. Que disminuya nuestra capacidad de digerir la lactosa, no quiere decir que la leche sea mala o perjudicial.
          Hace poco El País publicó un artículo donde dice lo siguiente frente a tu pregunta: “La leche propicia el cáncer”. Sobre este tema no hay conclusiones científicas sólidas. Es decir, si favorece u obstaculiza el desarrollo de cáncer no es de forma determinante, puesto que no existe una evidencia clara en uno u otro sentido. En cualquier caso, los estudios que se han realizado apuntan a esto que resume la School of Public Health of Harvard: “Mientras que el calcio o los lácteos pueden reducir el riesgo de cáncer de colon, un alto consumo de este grupo de alimentos podría, posiblemente, aumentar al mismo tiempo el riesgo de cáncer de próstata y de ovario”. Los especialistas toman esta afirmación con cuidado, puesto que se han hallado correlaciones, pero no causalidades: es decir, no es seguro que lo que produzca un aumento o disminución de los tumores sea la leche, puede haber otros factores de confusión. “Estos valores tan ajustados no deberían utilizarse para hacer recomendaciones demasiado radicales ni excluyentes”. Esto es lo que mi razonamiento científico me dice también.

          • Qué interesante y hasta novedoso lo que dices. Es un aporte muy necesario. Sabes, todos son juegos de intereses, obviamente y además que dejo toda “teoría conspirativa en que el sector lechero quiere apropiarse de nosotros”. Cabilo, y digo, ¿Si la leche es “potencialmente”, “probable”, “posible” causante de una enfermedad (que no tiene nada de graciosa), los gobiernos serios (primero) no deberían ser los primeros en vetar el consumo en vez de promoverlo?

            Bien sabes que estoy de vacaciones y en este país se promociona a full el consumo de leche (no estoy considerando a los veganos, obviamente), y como alguien decía, aquí el galón de leche que es libre de hormonas tiene mas demanda (leímos algo sobre eso).

            La agoindustria da la opción de comprarla entera, sin lactosa, sin grasa, parcialmente, con mas vitaminas, en fin. para todo gusto y si la leche causa dispesias y afines, tómala deslactosada y punto.

            Saludos

            P.D. El concepto de “inocuidad” en la naturaleza es muy debatible, polémico y semánticamente nos da para base de discusión.

            Gracias por compartir tus puntos de vista.

  6. Juan Felipe morales

    Muy buen artículo, muy interesante y fascinante.
    Te quisiera preguntar algo ¿qué referencias me puedes dar para leer más sobre la digestión que sufre el ácido nucleico dentro del organismo humano?
    Esa parte de la digestión me parece fundamental para constatar las posibilidades de que un material genético llegue integro a alguna célula del cuerpo.

  7. Daniel Valdéz

    Buenas tardes, ¿por qué hay esa pelea entre ecologistas y “pro” transgénicos? Por otro lado, que la UEuropea haya prohibido el uso de muchos de estos productos no responde a “pactos” con los verdes. Por Dios. Son serio y no van a hacer tonterías. Y para terminar, ¿por qué países tan avanzados y que la seguridad pública es vital como EEUU y otros menores como Brasil, no cuento Argentina porque su realidad es patética, siembran y “dan de comer” a su gente con transgénicos que son tan malos “como los pintan?
    Gracias por la oportunidad

    • EE.UU., Brasil y otros países siembran y dan de comer transgénicos a su gente porque los consideran tan seguros como aquellos que no son transgénicos. Tienen sistemas de evaluación de riesgo muy buenos y con base en estudios científicos han decidido que son seguros. El caso de la UE, desde mi opinión, es más de decisión política (subsidios a la agricultura) que por seguridad.

  8. Mariana Pankari

    Gracias por el artículo y mas aún que ha sido escrito en lenguaje sencillo para quienes no somos expertos.
    Pregunto a la autora: ¿Si botamos a la basura mas de 700 millones de toneladas, optimizando y reduciendo esa cantidad podríamos prescindir de sembrar transgénicos?
    Saludos.

    • Lo dudo. Pero cada país o agricultor es libre de sembrar lo que quiera. Pueden coexistir perfectamente todos los sistemas agrícolas: convencional, orgánico y transgénico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  • – Más Artículos Relacionados –