La contaminación atmosférica envejecería el cerebro

La contaminación atmosférica envejecería el cerebro.

¿Qué dicen nuestros amigos de México DF, Santiago de Chile, Pekín y demás?

 

La contaminación atmosférica envejecería el cerebro

«Los gases de combustión son responsables en buena medida de la contaminación atmosférica de las grandes ciudades».

Nuevos estudios vuelven a confirmar y aunar con mas detalles el efecto de vivir en ciudades con aire contaminado y la salud cerebral.

A manera de ejemplo, mas de 3.5 millones de vehículos (autos, autobuses, camiones, camionetas, motocicletas) circulan a diario por la ciudad de México D.F, (Fimevic) con la consecuente liberación de tóxicos a una atmósfera ya contaminada.

Investigadores de las instituciones de Boston, Estados Unidos, (Beith Israel) y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston realizaron las investigaciones respectivas.

Las investigaciones científicas sobre la contaminación

 

El hecho que cientos de millones de personas vivan en ciudades cubiertas de esmog y el hallazgo del daño del mismo sobre la estructura cerebral debe poner en alerta a los responsables en la materia y de la población en sí.

Se han evidenciado los enlaces entre las enfermedades cerebro-vasculares y el déficit cognitivo y se está estudiando mas para comprender el impacto en los cambios estructurales en el cerebro.

Los científicos usaron técnicas de exposición a largo plazo a ambientes con mucha contaminación atmosférica y marcadores de envejecimiento del cerebro utilizando imágenes de resonancia magnética.

Los responsables del estudio han analizado el historial médico de 900 personas que participaban en una investigación médica a largo plazo y han encontrado evidencias de los daños asociados a vivir en zonas contaminadas.

El aire contaminado de cada día

 

Las partículas contaminantes denominadas PM2,5 o «partículas menores a 2,5 micras» cuyo origen se deben a la combustión de combustibles fósiles (funcionamiento de automotores, plantas generadoras de energía eléctrica, quema de carbón) son altamente peligrosas porque son «fácilmente respirables» donde empiezan a deteriorar el organismo por la toxicidad de las mismas..

La contaminación atmosférica envejecería el cerebro

Congestión vehicular en la ciudad de Nueva Delhi, India. Wikipedia.-

Lee: Siete millones de muertes al año por culpa del aire contaminado.

La gravedad del asunto.-

El incremento de sólo 2 microgramos por metro cúbico de PM2,5 equivale a casi un año de envejecimiento del cerebro.

Por lo tanto, personas que viven en metrópolis altamente contaminadas se hallan dañando permanentemente su salud o reportan envejecimientos cerebrales prematuros.

La científica Elissa Wilker, investigadora  del Centro “Beth Israel Deaconess” y coautora de la investigación señala que “el estudio realizado es un gran soporte que examina la relación de la mala calidad del aire y la estructura cerebro».

¿Y ahora?

 

Hay que revertir la situación porque la ciencia ha demostrados y lo sigue haciendo que la polución proveniente de la combustión de automotores, fábricas que vierten sus contaminantes al medio ambiente y/o las plantas de energía que funcionan con carbón, gas y petróleo están dañando la salud de las personas.

Por algo 7 millones de personas fallecen con enfermedades relacionadas al smog, según advirtió la Organización Mundial de la Salud.

PM10

«Grosor de un cabello humano en comparación con las Partículas Menores de 10 y 5 micrómetros»

Proponer la creación y fortalecimiento del sistema de transporte masivo es vital en la medida que «sacar» de circulación un automóvil equivale a sacar un «escape» de gases contaminantes.

“Investigaciones indican que la contaminación atmosférica envejecería el cerebro”

Relocalizar los cinturones industriales a la par que se deben adoptar tecnologías optimizadas y nada obsoletas debe ser política pública.

Cambiar la distribución de la matriz de consumo energético es vital.

Hay que dar paso a las energías renovables limpias e infinitas. Menudo desafío pero deberá hacerse se quiera o no.

Modificar hábitos «malsanos» que atentan al medio ambiente por otros que son amigables con el mismo marcarán la diferencia.

Los resultados del presente estudio han sido publicados en la revista científica «Stroke» aprobada para su publicación en 26 e febrero de 2015.

Lee también: 25 consejos para cuidar el medio ambiente

A la espera de tus comentarios y aportes para consolidar el tema y aprender juntos.

Esperemos que la tendencia común y en crecimiento de tener atmósferas cada vez más sucias cambie para que no se cumpla el problema de “La contaminación atmosférica envejecería el cerebro“.

– Marcelo Moscoso Pantoja, me gusta tratar de escribir sobre medioambiente.

Compártelo:
Share

Marcelo M.

Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente.Tengo este blog que se nutre de ciencia, el medio ambiente y los animales.Bienvenido.

5 comentarios:

  1. Pingback: ¿Estás cansado de las contingencias ambientales? Sé parte de la solución

  2. Gabriela Martínez

    Qué buen artículo, me enseñó algo que lo vivo día a día, soy de Santiago de Chile y se muy bien lo que es el smog pero esta reciente investigación sobre cómo afecta al cerebro y a la parte cognitiva me asusta.
    Que bien dicho del comentario del señor Barradas que ahora hay que vivir “encerrados” y le hallo la razón. Ahora disfrutamos el mejor aire pero cuando viajamos a muchos kilómetros al sur de país. Lástima que viajar para respirar sea la realidad.
    Salud

  3. Estimado profesor, gracias por enriquecer el artículo y personalmente aprender con cada intervención. Recuerdo que previamente a los JJ.OO de China, las autoridades dispusieron (obligaron) «apagar» algunas fábricas, prohibir el tráfico vehicular para ofrecer un ambiente no tan contaminado porque los ojos del mundo iban a estar ahí. Creo, que por casualidad con el clima (vientos) y con esa gran medida pudieron reducir significativamente el smog. Pasó el «show», se acabó la hipocresía del régimen y volvieron a la «normalidad» … a respirar tóxicos.

    Sin dudas que han sido medidas ideales pero radicales y que en nuestra realidad serían difíciles de llevarlas a cabo de golpe, pero ¿por qué no progresivamente?

    O convivimos con la polución que cobra 7 millones de muertes al año en el mundo o vamos exigiendo cambios.

    Gracias estimado Víctor por señalar qué vitaminas ayudan. Están incorporadas.

    Saludos atentos y gracias por opinar.

    Marcelo M.

  4. Víctor L. Barradas

    Artículo muy interesante. La situación de la contaminación atmosférica es un problema de gran magnitud y que no solo atañe a las ciudades (aunque pueden ser el foco principal de producción). Las partículas PM10 y las PM2.5 son las más dañinas desde el punto de vista de que es muy dificil que nuestros organismos las combatan o las deshechen (imposible cuando se trata de metales pesado), además de todos los demás contaminantes que tienen un alto potencial de oxidación como el ozono. Todos estos contaminantes actúan en concierto deteriorando nuestro organismo y principalmente envejeciendo nuestro cerebro.
    El reto de remover de la atmósfera estas sustancias es muy grande, complejo y costoso. Actualmente, con el avance de las energías alternas esto va tomando un mejor cariz, pero los intereses económicos (como las fábricas de autos de combustión interna, los cuales son los mayores productores de la contaminación atmosférica) detienen estos avances. El mejorar y eficientizar el transporte urbano, suena también muy adecuado, es decir con ello podríamos no utilizar nuestros autos y contribuyéramos a la mitigación de la contaminación. Esto ha sido implementado en Ciudad de México (obligatoriamente los autos con 7 años de edad o más, tienen que parar un día a la semana y un sábado del mes) sin tener el menor impacto, los índices siguen igual o peor desde antes de que se implementara dicha norma. Al igual al construir más rutas de transporte pueden mover más gente, pero siguen siendo insuficientes.
    El problema, probablemente no es ese, sino que todas las ciudades principalmente las de América Latina (AL) han sido construidas sin planeación alguna, obedeciendo una vez más intereses económicos de compañías constructoras. Ciudad de México tiene un área de 7954 kilómetros cuadrados en la que deambulan más de 20 millones de habitantes, y nadie se preocupó por su debida planeación. Así que se tienen problemas graves de toda índole. Para nuestra tan golpeada América Latina, estas soluciones parecen ser una utopía. Pero como bien dice, mi buen Marcelo, hay que luchar por implantar las propuestas que sean para mejorar el medioambiente, no solo en AL sino en todo el mundo, propongámonos y hagámoslo y en el interín llevemos a cabo lo que me atrevo a proponer para aminorar el efecto de los contaminantes en nuestros organismos

    El efecto de las SUSTANCIAS OXIDANTES se puede aminorar-combatir y hasta erradicar ingiriendo sustancias antioxidantes como la vitamina C y la E. La vitamina E es una de las más recomendadas. También es recomendable ingerir alimentos ricos en estas vitaminas, la internet está llena de este tipo de información, aunque podemos mencionar todos aquellos con colores vivos: verde, rojo, bermellón, naranja… etc. Sin embargo, solución para las PM10 y PM2.5 la única propuesta es no estar expuestos/as a ellas, cuando era niño era recomendable dormir con las ventanas abiertas, ahora es recomendable, no el periodo nocturno sino tener todo el tiempo la ventanas cerradas, pues en los interiores la concentración de estas partículas es mucho menor. O si vas en tu auto cierra las ventanillas y cambiale frecuentemente el filtro de aire de la ventilación.

    • Dr Barradas, que lujo de comentario. Usted da luces muy interesantes cuando participa en las discusiones. Dichosos sus alumnos y tengo la esperanza que siga enseñándonos con sus obras.
      Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*