Las 10 ciudades más ecológicas del año 2018

Conozcamos a las 10 ciudades más ecológicas del año 2018 que han basado su éxito en la optimización del consumo/generación de energía, por ende en la reducción de los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.

 

La ciudad de Wellington en Nueva Zelanda, es una de las las 10 ciudades más ecológicas.-

Toda ciudad “ecológica” presenta un modelo de producción y aprovechamiento armónico de recursos que reduce su impacto sobre el ecosistema.

Este concepto ha sido desarrollado durante las últimas décadas siguiendo parámetros directos regidos por la eco sostenibilidad social.

Desde el punto de vista urbanístico estos rasgos, han sido siempre una precisada característica del desarrollo moderno.

Motivadas por acciones claramente contrapuestas al feroz avance de la masificada revolución industrial.

Llevar a cabo dichos principios teóricos al plano real, constituye un auténtico desafío de salud ambiental que involucra a todos.

Mientras la mayoría del mundo insiste en que lograr dicha sostenibilidad es inalcanzable, múltiples estudios revelan verdades contrarias.

Durante décadas, las estadísticas han podido hacer ver que estas “eco ciudades” no solo existen, sino que compiten entre ellas.

Los factores para el establecimiento de estas se definen entre el uso de espacios verdes, el reciclaje y ahorro energético.

A través del presente artículo se describirán ciudades más ecológicas, en 208 importante paso para evidenciar un crecimiento en materia ambiental.

Autor: Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente.

¿Qué necesita una ciudad para ser considerada sostenible?

 

A nivel mundial, múltiples son las propuestas que forjan un concepto unificado de lo que toda  “eco ciudad” debe poseer.

Dichas iniciativas además de concordar con lo esencial, también proyectan un modo de trabajo integral, aplicable para todo el planeta.

La página web OVACEN, en su artículo “12 directrices ecológicas para ciudades sostenibles” describe a todo este magnífico proceso.

Los parámetros seleccionados, se encuentran repartidos en tres áreas específicas de gran relevancia.

En primera instancia es importante considerar al sustrato de la “forma urbana”, componente orientado a la gestión del crecimiento demográfico.

Tras este elemento pueden definirse a los parámetros de regulación del “transporte, pues así se garantizara la higiene atmosférica general.

Por último se concluye analizando el tratamiento de la “energía y recursos como la eliminación de los residuos sólidos.

Los edificios verdes también forman parte de esta “directriz ecológica”, así como las plantas de tratamiento y las energías renovables.

La materialización de dichos supuestos da inicio tras el establecimiento de un definido límite de crecimiento urbano.

La formación así de una ciudad compacta permite cuantificar y medir el número de recursos que serán o no consumidos.

El 2018 será un año de grandes reformas en materia ambiental

 

Al igual que otros años predecesores, los ambientalistas estiman que este nuevo periodo estará marcado por sorpresas en la biosustentabilidad.

Normalmente el ranking ha estado asociado a las metrópolis europeas, apostadas en regiones donde las energías renovables resultan eficientes.

No obstante regiones de Norteamérica, así como del oriente asiático han llegado a figurar también en esta prestigiosa categoría.

“No pretendas tener un panorama global si no consideras: “El Desarrollo Sostenible, pros y contras”.

Un hecho debido a la aproximación de los gobiernos a las ventajas que ofrecen los sistemas conservantes y su contención.

Señalados por la revista web, Smat Ligth se encuentra la distribución mundial de dichas ciudades.

Las ciudades y la Movilidad Urbana

 

A través del artículo web las ciudades del mundo más sostenibles en materia de movilidad urbana, es sencillo destacar al panorama que juegan los países europeos.

Con el apoyo del Centro para la Investigación Económica y Empresarial se ha enfatizado la movilidad para determinar su efectividad.

A pesar de que Honk Kong la liderado la lista durante los últimos años, ahora cede puesto a locaciones centroeuropeas.

Es así como naciones como Alemania, España,  Suiza y Estocolmo nos ofrecen algunas de sus ubicaciones.

En un nutrido viaje a escala global, en búsqueda de la eco sustentabilidad, el cual describiremos a continuación.

Ranking de las ciudades más ecológicas del 2018

 

Primer Lugar: Hamburgo, Alemania.

 

Hamburgo Alemania

La ciudad más ecológica de 2018 es Hamburgo, en Alemania.-

 

Pese a localizarse en una nación con una de las mayores emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), esta metrópolis se ha hecho destacar.

Sus planes de desarrollo urbanístico, junto a las reformas gubernamentales están haciendo de este lugar todo un referente medio ambiental.

Su principal campo de trabajo lo determina la evolución de su sistema de transporte.

Las estadísticas han podido señalar a la destacable reducción de un 15% de CO2, entre el periodo 1990-2006.

Su actual evolución ha estado marcada por el reemplazo de bombillas,  ahorrando así 3.4 millones de euros en electricidad.

Otras iniciativas como la llevada a cabo por la Hamburg ECO-Partnership, han sido capaces de hacer posible este sistema.

Otra razón por la cual esta ciudad ocupa el primer lugar del 2018 es por su sorprendente uso de las áreas verdes.

Los análisis urbanísticos determinan que más del 16,7% del espacio público está destinado al trabajo de estos perfiles acondicionados.

Esta medida permite que la industrialización no sea agresiva para con el ambiente, sino que el espacio conserve la salud. La proporción de 4.700 hectáreas que superan con creces al territorio empleado con tales fines hace cerca de cien años.

 

áreas verdes y la habitabilidad de las ciudades

La superficie “ideal” de áreas verdes por habitante. Vaya que somos adictos al concreto en vez de las plantas.-

 

Debes leer: “Las áreas verdes en las ciudades, superficies mínimas y beneficios“.

Segunda ciudad más ecológica: Zúrich, Suiza.

 

Durante las últimas décadas, esta metrópolis se ha posicionado con el primer lugar de las listas de ciudades más sostenibles.

Hoy sin embargo, ocupa el segundo puesto de nuestro conteo, gracias al excelente desempeño de su rango energético.

A nivel continental, Zúrich siempre ha sido destacada por los análisis realizados periódicamente por la prestigiosa CEBR.

“Respecto al transporte, se sabe que la planeación urbanística ha hecho que un gran sector se desplace mediante las vías ferroviarias.

Según conteos este sector ocupa un sorprendente 32% de la masa demográfica total.

Existiendo también un 45% de dicha población que se desplaza directamente a pie o bien mediante medios cotidianos (bicicletas)”.

Solo un 26% usa tráfico automotor, encontrándose este muy bien regulado, y dominado por el empleo de vehículos motorizados.

Cada uno de estos rasgos son los que les permiten a sus habitantes vivir en perfecta armonía y equilibrio con el ecosistema.

Su nivel de calidad de vida, ha sido igualmente catalogado como uno de los más altos a nivel mundial.

Una realidad que desde el “Compromiso Histórico” adquirido en 1996, no ha hecho más que ser materializada.

Tercer Lugar: Bogotá, Colombia.

Gracias a los avances en materia de industrialización, el continente europeo ha tenido que ceder terreno a las metrópolis latinoamericanas.

Dicha capital ha alcanzado la sustentabilidad producto de medidas empleadas y pese a ocupar un 21% de la demografía nacional.

Este logro, ha sido complementado gracias a las medidas preventivas tomadas ante su posible y futura sobrepoblación.

Se ha estimado que para el año 2038 los 14 millones de habitantes podrían duplicarse en su totalidad.

Algunas de estas ideas han sido propuestas durante el Foro Bogotá 2038, una iniciativa para el alcance de su sostenibilidad.

La intención es evitar consecuencias negativas para el ecosistema, por lo que el plano energético constituye la primera de ellas.

Empresas como Condesa, la EBB y la Secretaria de Planeación Distrital trabajan para controlar la demanda en las próximas décadas.

Respecto al sector hídrico los análisis sorprenden al hablar de Bogotá:

Se estima que el consumo es el mismo que hacía 23 años.

La EAAB, por sus siglas Empresa de Acueducto de Bogotá ha sido la responsable de ello.

Sus estudios señalan que la concientización ciudadana ha podido preservar dicho ritmo de consumo a unos destacables 31,5 metros cúbicos por segundo.

4ta. ciudad más ecológica: Vancouver, Canadá.

 

Vancouver 2020 es un proyecto gestado por el gobierno local a mediados del 2009.

Sus metas bien establecidas se encontraban definidas en el marco de asegurar para la ciudad a todo un “futuro verde”.

Dada su ubicación, la reducción de las emisiones de GEI, resultan imprescindibles para con el ecosistema.

Lectura sugerida: “El dióxido de carbono CO2 es el principal Gas de Efecto Invernadero“.

Los planificadores urbanos toman el año 2007 como referente, desde el cual se espera reducir un total del 33% de los gases causantes del efecto invernadero.

Durante el transcurso de la última década las reformas en la instauración de su ecodensidad ha tomado giros sorprendentes.

La disposición de cada uno de los hogares familiares e instalaciones residenciales, ha permitido regular al característico volumen vehicular.

Uno de los mayores ejemplos de su infraestructura es el edificio del Centro de Convenciones de Vancouver.

Sus plantas, involucran al uso de vegetación e instalaciones de espacios verdes como un potente símbolo de dicho compromiso.

En la zona oeste de la misma ciudad, se ubican los sectores mayormente ocupados por la población.

Su infraestructura destaca por la presencia de edificios bajos, amplios senderos peatonales y un extenso panorama de arborización.

Quinto Lugar: San Francisco, Estados Unidos.

Los estudios también han revelado que los intentos de la primera superpotencia global se han hecho cada vez más eficientes.

Ubicada en la región septentrional del condado de San Francisco, este conglomerado sorprende por su alta densidad y ritmo actual.

Su nivel de polución y consumo energético no han impedido el desarrollo de eficientes mecanismos contra la degradación ambiental.

Uno de ellos es su eficiente sistema de reutilización de residuos, en el cual se observa la participación de más de 800 empresas.

Los planificadores urbanos estipulan que para el año 2020, puedan reciclarse al 100% de la basura en su totalidad.

Puedes encontrar un artículo muy completo sobre el tema del reciclaje, reutilización y 6R´s más.

El uso de la energía renovable ha sido otro factor que ha mejorado su calidad de vida y sostenibilidad ambiental.

Numerosos han sido los planes como San Francisco Solar Map, que fomentan la utilización de las fuentes eólicas y solares.

En base a esto, incontables son los rascacielos, edificios de residencias, y centros que emplean paneles solares en sus instalaciones.

La ciudad es también la sede de The Climate Project, una iniciativa orquestada por el ministro de energía Diego Santilli.

 

ciclismo urbano

Mientras menos combustibles fósiles se consuman, mejor será la calidad del aire.-

 

Entre sus principales reformas se encuentra el estímulo para la construcción de un espacio urbano mucho más armónico y eficiente.

Sexto Lugar: Minneapolis: EE.UU

De la misma forma en como EE.UU ha apostado por el ahorro energético, también presta atención a gestionar desechos sólidos.

En medio del ranking global, es este principal motivo por el cual este destacado centro poblacionario se encuentra posicionado.

Ocupa de esta forma el segundo lugar tras la citada megalópolis norteamericana anterior.

Generalmente se trata de la mayor aglomeración urbana del estado de Minnesota.

Su ubicación la provee de un ostentoso clima y favorable, lo que contribuye a mejorar su calidad de vida notablemente.

Los planificadores urbanos han sido en parte directos responsables de este tipo de reconocimientos.

Sus esfuerzos han estado enfocados a mejorar su infraestructura, destacando la potencialidad que le da ciencia, ingeniería y su cultura.

Con el propósito de reforzar esto, múltiples son los planes implementados para separar la basura en sus diferentes elementos. Haciendo posible el reciclaje de los mismos, o sino bien su eficiente aprovechamiento.

Se espera que para las próximas décadas los planes a desarrollar, permitan seguirla teniendo como ejemplo de un mundo sustentable.

Es menester resaltar que las decisiones del presidente Trump, un negacionista del cambio climático y que está debilitando a las instituciones ambientales sistemáticas, afectarán a futuras listas de ciudades más ecológicas

Kobe, Japón es una ciudad ecológica, la 7ma.

 

La presencia de esta ciudad deja en evidencia los grandes esfuerzos que algunas de las superpotencias realizan para disminuir su impacto ambiental.

En dicho emplazamiento, es donde se posee el perfecto control sanitario y manejo de los desperdicios como ningún otro lugar.

La sobrepoblación es uno de los factores que ha conllevado a la preparación de medidas contra la misma.

Una realidad la cual no ha sido dejada de lado por los organismos gubernamentales tanto nacionales como municipales.

Sus espacios, prueba fehaciente de ello ofrecen al visitante un atractivo conjunto de modernos edificios acoplados con exuberantes áreas verdes.

Otro de los rasgos que permiten que Kobe sea considerada dentro del rango de la sustentabilidad es su alcantarillado.

Elemento a través del cual, pueden ser eliminados un significativo número de desperdicios, preservando la higiene urbana integral.

“A ellos se le suma el empleo de combustibles limpios como el bioetanol y el biodiesel.

Usados ambos en automóviles, autobuses y motocicletas, con lo que en buena parte se reduce notablemente la expulsión de gases nocivos”.

Específicamente Japón ha sido símbolo del consumismo moderno, sin embargo, su actual progreso ahora parece inclinarse por motivaciones netamente ambientales.

Octavo Lugar: Honolulu Hawái.

Los ambientalistas incluyen también a la capital del paradisiaco estado de Hawái por su resistencia contra la contaminación atmosférica global.

Su factor más preponderante, es en primera instancia su cercanía con las regiones marítimas sobre las cuales ésta se circunscribe.

De gran exuberancia vegetal, se trata de una ciudad que depende en gran medida del turismo y el tráfico cultural.

Hecho que la deja libre de las industrializadas formas de producción que caracterizan a sus compitientes metrópolis hermanadas.

Una vez más el clima juega a favor de la eliminación de tóxicos aéreos, gracias a la acción de las lluvias estivales.

Honolulu, también recibe la influencia de diferentes corrientes de pensamiento que contribuyen al mantenimiento de una sana población.

Su enfoque económico no constituye una amenaza al ecosistema en el cual se encuentra.

Ello a pesar de que, en su área metropolitana principal puedan encontrarse aproximadamente un total de 698 millones de personas.

Esencialmente resulta imprescindible para el mercado, por lo que es cuestión de tiempo que otros sectores demográficos planteen imitarle.

Su futuro se estima estar garantizado por relaciones basadas en la exportación de bienes de consumo, y fuentes de energía.

Una pausa: El rol de la energía en una ciudad ecológica

 

Si has prestado atención, la energía consumida que libera emisiones y que inclusive define a una ciudad como contaminada por el esmog, es clave al momento de pretender mejorar la calidad de vida en una ciudad.

He escrito un artículo sobre la ciudad más contaminada del mundo y la misma se encuentra en un país pobre como la India (Lee: “La ciudad con peor contaminación aérea es impresionante”).

Claro que otro eje en el éxito para que una ciudad sea más amigable con el ambiente y el ciudadano responde al binomio de educación ciudadana y derechos – obligaciones.

Un lugar donde se respetan las leyes de tránsito, se cumplen las normativas ambientales, se quiere a la ciudad, el éxito  será mayor.

¿Crees que este ranking de las ciudades más ecológicas está conformado por ciudades donde reina el caos, la trampa, la corrupción general?

Nuestras ciudades crecen sin planificación, las calles y avenidas están colapsadas, el tráfico es salvaje y (¿coincidencia?) los conductores del transporte público son irrespetuosos y abusivos (micros, buses, taxis, no son del agrado general) y ojo que no están exentos los conductores particulares.

Recapitulando: Necesitamos amar nuestra ciudad como si fuera nuestro hogar y te propongo los consejos más efectivos para cuidar el medio ambiente, adquirir un nuevo estilo de vida y ahorrar dinero, lo mejor que encontrarás en la internet 🙂

9º en la lista de la más verde, Copenhague: Dinamarca.

 

De vuelta a Europa, la capital danesa asegura su lugar gracias a los estudios sobre su transporte y consumo energético.

¿Ves? justo acabo de referirme sobre el tema. Ojo a estos dos aspectos.

Cercana a los 500.000 habitantes su éxito en la sustentabilidad recae sobre la capacidad para la reducción de emisiones GEI.

Alrededor de un 15% de las emisiones han sido exitosamente controladas solo durante el transcurso de la última década.

El mismo programa de Greek City Index espera que para el año 2025, dicho valor haya alcanzado las cero emisiones.

Un alto 🙂 Endulza tu alma disfrutando de: “Las mejores frases sobre el medio ambiente y la naturaleza”.

Este factor se encuentra directamente relacionado con su transporte, estando constituido por 50% por transporte unipersonal (bicicletas).

Las observaciones geográficas también permiten determinar que un 80% posee acceso estas zonas solo a 300 metros de su domicilio.

Esta realidad es complementada con el manejo de los desechos sólidos, los cuales generalmente son reciclados.

Otra parte de ellos se destina a servir de material de combustión en la planta calefactora de District Heating.

Lo más importante de todo sea quizá las diferentes campañas de concientización que permiten que la población sea parte del proceso.

Décimo Lugar: Wellington en Nueva Zelanda

 

Resultaría imposible despedir un listado como el presente excluyendo una importante localización del país con mayor contribución ambiental.

Wellington, no solo es la capital del exuberante país, sino que además es un referente mundial en cultura y humanidad.

En variadas ocasiones ha sido galardonada como la “ciudad más apetecible del mundo” dada la riqueza de sus manifestaciones.

La BBC la incluyo en 2015 en una lista de las ciudades más apropiadas para vivir durante el año.

Por supuesto, semejante distinción no podría ser lograda sin la presencia de los esfuerzos por lograr su sustentabilidad y armonía.

La consultora Arcadis también señala a dicho emplazamiento por su alto índice de sostenibilidad.

Sus espacios perfectamente diseñados, permitan tanto a los habitantes como al turista disfrutar de un espacio acondicionado.

Representa así por tanto uno de los más grandes ápices existentes en lo que respecta al turismo ecológico.

Un aspecto que integrado a su capacidad como “ciudad inteligente” es fomentado por compañías como The Resurgence o Green Journeys.

Se espera que durante las próximas décadas, dicha capital ascienda en el ranking de las urbes comprometidas con el planeta.

¿Cómo será el futuro de las ciudades más ecológicas y las residuales?

 

El papel que la globalización ha jugado para la industrialización ha sido vital en la formación de acciones destructivas ambientales.

Motivo por el cual múltiples organizaciones, argumentan que esta misma óptica debe ser usada para la reparación de dichos problemas.

De acuerdo con las observaciones realizadas por el blog especializado Natura Medio Ambiental sobre el tema de las ciudades y cómo deben ser éstas, este imprescindible aspecto condiciona nuestra realidad.

Según el articulo titulado Las Ciudades del Futuro serán caminables, habitables y verdes, “la movilidad urbana entra a ser un punto clave en la formación de ciudades más sanas, más equitativas y con mayor resiliencia”.

Se presenta al fenómeno de un mundo cada vez más interconectado como imprescindible elemento para la difusión de proyecciones ambientalistas.

En pocas palabras, la formación de ciudades ecológicas no debe ser aplicada solo a los más altos sectores demográficos.

Cada uno de estos esfuerzos están siendo llevados a cabo para la consolidación de un claro panorama global equilibrado.

Uno en donde los sistemas de aprovechamiento sean transformados desde las pequeñas aldeas, hasta los más significativos centros poblados.

El panorama más imprescindible de ello será en gran medida el control vehicular, máximo componente del imperante cambio industrializado.

Conclusión final: El activo rol de la ciudadanía en la formación de una sociedad ecológica.

 

Partiendo del estudio y análisis de los sectores económicos mas allegados, puede concluirse que este proceso no será restrictivamente industrial.

Cada uno de nosotros, somos agentes activos y partes muy importantes de la humanización de los espacios urbanos.

Cuenta pues dentro del logro y mantenimiento de estas ciudades sustentables todo el apoyo que al respecto podamos brindar.

De su prestigioso articulo Consejos para una Vida Ecológica, se pueden extraer algunos de ellos.

Sus iniciativas hacen referencia al consumo responsable del agua, dentro de los espacios del hogar.

Por supuesto también se involucra a la remoción de basura, a través de la delegación de las autoridades municipales.

Numerosas son las opciones que pueden encontrarse para la preservación de la energía, principalmente en los electrodomésticos y aires acondicionados.

Mayormente recomendados dentro del ámbito de las inversiones éticas y de todo comportamiento empresarial adecuado.

Semejantes ejercicios cuya ejecución ya posee un gran valor, no carecerán sin duda alguna de tener notables efectos garantizados.

Compártelo:
Share

Marcelo M.

Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente. Tengo este blog que se nutre de ciencia, el medio ambiente y los animales. Bienvenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*