Las religiones y el cuidado del medio ambiente

Las religiones y el cuidado del medio ambiente son un binomio inseparable.

 

El hecho que casi un 85% de la población global pertenezca a una religión y éstas pregonen el cuidado de la creación de Dios, es una sinergia fabulosa para encarar los problemas ambientales como el cambio climático.

Las religiones y el medioambiente

Las religiones y el medio ambiente: profesando la fe por el cuidado del planeta.

El hecho de la compatibilidad y coincidencias entre las religiones y el cuidado del medio ambiente, además del impresionante número de fieles, bien podríamos, los fieles, ser más activos.

La idea es preservar el degradado planeta y creo que esta lectura podrá darte más ideas sobre una nueva propuesta del blog en el tema ambiental.

Las religiones y el cuidado del medio ambiente, por ende de la salud, la mitigación de fenómenos como el cambio climático causado por nosotros, sería una verdadera revolución util y práctica.

Si tú, querido lector, eres especialista en el tema, ayúdame a madurar esta idea.

Si eres o no fiel de alguna religión, me es más que importante incorporar tus aportes.

Dicho esto, a leer que te prometo que vas a disfrutar, aprender, rebatir sobre este tema.

Veamos en líneas generales algo sobre este tema, con la salvedad que no soy experto en el tema teológico.

La preocupación por la preservación del medio ambiente y la salud pública data de mucho.

Me refiero a las manifestaciones de los problemas en sus escritos o rituales religiosos de las principales religiones monoteístas.

Claro que a nivel individual podemos hacer mucho.

Tengo un artículo sobre: “Los mejores consejos para cuidar el medio ambiente“.

Hay un punto, un común denominador interesante en este tema de las religiones y el cuidado del medio ambiente:

  • Se trata que si bien el hombre ocupa y domina la Tierra, éste no es propietario de la misma.

Esta situación hace que los principales credos se manifiesten con una postura antes, durante y después de las reuniones ambientales.

Sucedió como en el caso de la Cumbre contra el Cambio Climático (COP 21), llevada a cabo en París, Francia.

Lee: “Sobre los acuerdos logrados en la COP 21“.

¿Qué leerás en el presente artículo?

 

Leerás algunos puntos sobre lo que dice la religión cristiana, judía, islámica y un poco de otras más.

No ignoro que otras religiones, otras Iglesias y comunidades han dejado escrito y/o pregonan una fuerte reflexión sobre el tema del amor y respeto por la naturaleza.

Claro que al momento de talar un bosque, verter contaminantes a un río o aceptar un soborno, la debilidad se impone y por mas fieles tenga una religión, la falta ha sido cometida.

No … ateo, no te jactes porque tú también (espero seas la excepción) generas contaminación, tienes una huella ecológica y debes lidiar con tu consciencia al respecto. 

Ya que la mayoría de la población mundial pertenece a alguno de los siguientes credos, te invito a leer este artículo, muy liviano y fácil de entender, sobre las religiones y el cuidado del medio ambiente.

Por Marcelo Moscoso Pantoja, consultor ambiental.

El Mensaje del Cristianismo y el medio ambiente

 

El jerarca de la Iglesia Católica, el Papa Francisco, presentó una encíclica muy interesante y totalmente franca y sabia.

La misma estaba dirigida para cualquier lector sin importar su credo.

El mensaje fue claro, directo y totalmente cierto, al punto que después de haberlo lanzado, una cantidad importante de la comunidad científica y los líderes políticos hablaron muy bien de la misma.

“El nombre de la encíclica es “Laudato Si”, y si la leíste me entenderás lo magnífico de la obra. Si no la leíste, ahora aprenderás lo más sobresaliente de la obra”.

El eje central, es el llamado que se hace a la humanidad para “cuidar” a nuestra “hermana” (naturaleza) porque mientras más sana esté, la salud de las personas y la calidad de vida mejorará, siempre en armonía con el ambiente.

Las religiones y el cuidado del medio ambiente como la católica es contundente

El Papa Francisco escribió la encíclica Laudato Si que llama a cuidar el planeta.-

Puedes leer un breve artículo que publiqué sobre:La Encíclica Laudato SI

En el diagnóstico, por así llamarlo, se reflexiona y se plantea un desafío ético de no continuar con los crecientes daños ambientales que estamos causando.

La religión cristiana, bajo las premisas leídas consideraría:

Crear una supra entidad ambiental

 

En Laudato Si, se lee la propuesta que el Papa Francisco hace para crear un organismo mundial, pero que el mismo tenga poder, en el buen sentido de la palabra y sea reconocida por todas las naciones.

Ya se venía tratando este tema con el anterior papa Benedicto XVI en la encíclica Caritas in Veritate escrita en 2009.

Benedicto XVI postulaba que por las causas globales ambientales que estamos degradando el planeta, deberíamos crear un organismo global.

Digamos que una “Organización Mundial del Ambiente” que evite el problema.

Claro que no así de fácil como suena con mis palabras.

El papa ecológico

 

La National Geographic (en inglés), bautizó a Benedicto XVI como el “primer Papa ecológico“.

No es para menos el pensar en el trinomio inseparable:

  • La Ecología de la naturaleza,

 

  • Ecología de los humanos, y

 

  • la Ecología social.

José María Proirier, filósofo y experto en estos temas, manifiesta en la revista “Al cuidado de la creación”, de la revista Criterio de julio de 2015, señalaba: 

  • La Iglesia no pretende meterse en debates propios de los científicos, sino proponer la reflexión, el diálogo sincero y real sobre nuestro hogar, el Planeta.

 

  • El Papa Bergoglio sigue los pasos de San Francisco de Asís, cuando plantea que es trabajo de TODOS los hombres, sin IMPORTAR su credo, cuidar el ambiente.

 

  • La encíclica mencionada nos hace el llamado para cuidar nuestro hogar global sin olvidar las responsabilidades para con las futuras generaciones. 

¡Muy parecido al concepto de desarrollo sostenible.

Las propuestas de la religión cristiana en la encíclica

 

No sé si llamar propuestas o resaltar el contenido de la esencia de la religión extractada de las encíclicas.

Está por demás aclarar que sólo considero algunos puntos y son meramente enunciativos y no limitativos.

Ah, y no soy teólogo.

El clima es global y afecta a todos

 

Aclaración: se sobre entiende que debemos preservarlo.

Sucesivamente ve respondiéndote de esta forma, por favor.

La ciencia es nuestra aliada

 

La robustez de la ciencia nos da evidencias abrumadoras que el ser humano es responsable del cambio climático antrópico.

La ciencia es una gran herramienta para encarar los problemas mas urgentes como el cambio climático. 

Hay que cambiar el sistema actual de consumo

 

La humanidad está llamada a cambiar el modelo de consumo actual.

Debemos cambiar ese estilo de vida para optimizar el consumo de recursos naturales y la producción.

Actualmente vivimos en un profundo déficit ecológico.

 

Demanda-de-recursos-global

Consumimos más que lo que el planeta nos da.Fuente: BID

El hecho que necesitemos los recursos naturales de 1,4 planetas Tierra (Más de 1 planeta), nos dice que estamos gastando más “dinero” de lo que ingresa en las arcas.

Por si te interesa: “Estamos en déficit ecologico”.

La equidad y las responsabilidades ambientales

 

Los efectos negativos del cambio climático, los peores, recaerán en las futuras generaciones.

Además que las naciones más pobres son y aún más lo serán cuando no haya la capacidad para la adaptación y la mitigación de los impactos. 

Hay que dejar esa abulia y falta de interés, hasta de solidaridad, por nuestros hermanos que son golpeados por los efectos climáticos que alteramos como sociedad.

La falta de reacción ante estos dramas nos aleja de lograr adhesión si hipotéticamente crearíamos un Organismo Mundial del Ambiente u otro similar.

Hay que ser más solidarios

Quienes tienen más recursos económicos, tecnológicos y políticos (y que paradójicamente contaminan más, aunque hay pocas excepciones) se dedican aparentemente a enmascarar los problemas, ocultar o maquillar los síntomas que causan y afectan globalmente.

Las cosas por su nombre: lobbies con intereses marcados.

La solidaridad debería ser moneda común porque los países desarrollados han tenido sus años e innumerables recursos para llegar donde están y los países pobres deben mejorar su calidad de vida.

Es innegable que existe una “deuda ecológica” y los países más industrializados – contaminantes, se comprometan a reducir sus consumos energéticos, y demás.

En otras palabras, que la “Huella Ecológica” de éstos se reduzca y que aporten recursos a los países pobres en proyectos con tinte de desarrollo sostenible (para evitar que los últimos depreden el ambiente).

Las constancias en la Biblia cristiana

 

El papa Francisco ha dejado constancia en la encíclica mencionada que nunca hemos tratado tan mal y causado tantas lastimaduras a nuestra “casa común” como en los dos últimos siglos.

El Libro de Génesis señala que:

“No somos Dios. La Tierra nos antecede y nos ha sido dada para “labrar y cuidar” el jardín del mundo.

El patriarca ecuménico Bartolomé, perteneciente a la Iglesia ortodoxa de Constantinopla, un jerarca, claro está, sostuvo que:

“Un crimen contra la naturaleza es un crimen contra nosotros mismos y contra Dios”.

De manera personal, te recomiendo que leas “Laudato Si”, independientemente del credo o no que tengas.

Hay puntos muy importantes e interesantes que no suelen decirse.

El islamismo y su mensaje ambiental

 

Como vengo diciendo, las principales religiones tienen lineamientos definidos cuando hablamos de “cuidar el planeta”.

El Islam no es la excepción, veamos por qué.

¿Sabías que antes de la Cumbre Climática COP 21, realizada en París en 2015, se difundió la “Declaración Islámica sobre el Cambio Climático?

Nota: La COP 21 ha sido la Cumbre más exitosa de los últimos tiempos.

Hoy se halla amenazada por las políticas del presidente Donald J. Trump con retirarse.

Rusia espera ver que hace el gobierno de EE.UU. al igual que otras economías altamente contaminantes para retirarse también.

El preámbulo de la declaración islámica dice (resumiré y resaltaré lo más importante):

“Dios, al que nosotros conocemos como Alá, creó el universo con toda riqueza, fuerza y variedad.

La luna, las estrellas y la Tierra manifiestan la gracia de su Creador, todos nos inclinamos a los deseos del Señor.

Nosotros, los seres humanos, somos creados para servir al Señor en todos sus hechos.

Debemos trabajar lo mejor que podamos para todos los seres vivientes, las criaturas de Dios”.

Nota: International Islamic Climate Change Symposium, Islamic Declaration on Global Change, Estambul, 2015.

El modelo económico y ambiental no es sostenible

 

La religión islámica, en el manifiesto por el clima mencionado, sostiene que:

“Con este ritmo que la humanidad lleva, no llegamos a ser sostenibles.

El delicado “misma” o equilibrio, puede ser rápidamente roto…

La contaminación ambiental causada por las emisiones de los combustibles fósiles pone en vilo a la Creación y destruye los bienes prestados por Alá, bienes como el clima, el aire y los mares”.

El mensaje hebreo en referencia a Dios y el ambiente

 

Al igual que las otras religiones monoteístas, respecto a sus manifestaciones, tiene un claro mensaje.

En agosto de 2015, se conoció la Carta Rabínica sobre Crisis Climática, firmada por rabinos con alta autoridad de muchos países.

El mensaje es similar al resto de las religiones monoteístas sobre el mensaje.

La carta alerta sobre las amenazas derivadas por las grandes cantidades de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático de origen antrópico o humano.

Nota: A Rabbinic Letter on the Climate Change, To The Jewish People, to all communities of Sporting, and the World, 2015.

El mensaje de la Carta Rabínica judía

 

Sintetizando en los puntos sobresalientes, puedo decir que:

“Nosotros, judíos y rabinos, venimos resaltando el respeto de la comunidad científica y sus enseñanzas.

Tenemos presente el misterio de Dios en el universo y especialmente la historia y el futuro del planeta.

Aunque respetamos el trabajo de los hombres de ciencia sobre la historia de la Tierra, nosotros seguimos creyendo en la creación de Dios.

Celebramos la presencia de la mano divina en todas las criatura del planeta.

La crisis que vivimos está siendo agravada por el uso abusivo de los combustibles fósiles que están causando el calentamiento global y afectando la salud de todas las criaturas.

Continuando con la carta rabínica, los firmantes de la fe judía, afirman que:

“las grandes multinacionales que generan contaminación por la explotación de combustibles, han hecho muchas ganancias económicas a costa de lastimar la Tierra.

Además, han usado estos beneficios económicos para hacer lobbies políticos y financiar campañas mentirosas o confusas y hasta “comprar” científicos para que mientan al respecto”.

De la fe a luchar contra el desierto y el cambio climático

 

La Carta Rabínica expresa su preocupación cuando expone que:

“Los científicos israelitas informan la amenaza de que el desierto del Néguev avance sobre la mitad del país, hasta Tel Aviv y que la subida del nivel del mar cubra varias ciudades“.

Los rabinos señalan que deberían cesar las inversiones en empresas que generan energía utilizando combustibles fósiles como el petróleo, gas natural y el carbón que Israel consume mucho.

Hay que orientar las inversiones en Investigación y Desarrollo, I+D para los emprendimientos que investigan, utilizan y generan energías renovables y limpias.

Las religiones y el cuidado del medio ambiente se profesan en las sinagogas judías

La religión judía se manifiesta también con apartados sobre el cuidado del medio ambiente.-

Se llama a los políticos para que graven impuestos al carbono para que la sociedad mute hacia una nueva con una economía no dependiente de los fósiles.

Sobre ateos, agnósticos y demás variopintos

 

Sobre los ateos, agnósticos y demás pajas, me tienen sin cuidado, cada uno en lo suyo y respetando la convivencia mutua.

Hay grandes científicos como Stephen Hawking que es un ateo declarado.

Ha hecho mucho por la ciencia.

¿Pregúntame si me importa su vida personal o si me apena su elección?

¡Para nada pero respetos guardan respetos!

Muchas personas que han sufrido una frustración o que por no hallar la venia para su libertinaje (como los 5, 6, 7 tipos de géneros).

Se tornan en entidades furibundas que se tiran contra la comunidad de feligreses pero tontamente porque en su violencia, represión y actitud grotesca sólo logran más rechazo.

Lógicamente no creen en un Dios.

Aparte de mofarse de las creencias, creen que todo es fruto de la evolución.

Estoy a la espera de la respuesta de una amiga atea, apenas la tenga actualizaré este punto.

Coincidencias entre las religiones y el cuidado del medio ambiente

 

Haciendo un análisis, resalto a continuación los puntos en común que las tres religiones monoteístas más importantes tienen:

  • Hay reconocimiento que debemos cuidar lo que Dios creó.

 

  • Estamos destruyendo el planeta por el modelo de consumo/consumismo.

 

  • Debemos romper con la dependencia de los combustibles fósiles por el daño que causan acelerando el cambio climático.

 

  • Existe respeto por los trabajos de los hombres de ciencia pero se apela a la ética, justicia y solidaridad.

 

El llamado a evitar el consumismo y daño ambiental

 

Los tiempos cambian y el poder adquisitivo también.

Ahora podemos acceder a muchos frutos de la tecnología y el avance que en tiempos de nuestros abuelos no existían o eran carísimos.

No es un secreto que un mínimo porcentaje de la sociedad posee casi la totalidad de los recursos económicos.

Tampoco podemos decir que adquirir un bien determinado, digamos un automóvil, es imposible si comparamos con generaciones pasadas.

“El consumo ha aumentado, sin dudas.

La producción también.

La esperanza de vida igualmente”.

Gran parte se debe por el incremento de la población y la oferta y demanda.

Hasta los pobres consumen (poco), y los de clase media y ni qué decir los de clase alta (por su economía) pueden comprar bienes suntuosos totalmente innecesario.

¿La respuesta? … yo hago lo que me da la gana con mi dinero, dicen.

El problema radica que, como aldea global, caer en el consumismo nos está llevando al borde del colapso ¿irreversible?

Por el consumismo actualmente demandamos los recursos equivalentes a 1,4 planetas Tierra. Para el 2050 serán 2,5 planetas Tierra.

¿Es el modelo sostenible?

¿Crees que para el 2050 habremos conquistado un nuevo planeta a dónde irnos a vivir?

¿Será que optimizamos el consumo de recursos como las religiones que existen predican?

Te hago la pregunta más difícil que puedes imaginar: respóndete y si quieres hazlo público.

¿Renunciarías al materialismo extremo y abrazar la suficiencia como manera correcta de vivir?

Sólo tú verás si la sinceridad prima.

Citas religiosas contra el consumismo

 

Cuando leí el libro “La Historia de las Cosas”, escrito por Annie Leonard (2013), activista conocida mundialmente por sus postulados sobre la optimización del consumo de bienes y servicios, y el uso racional como consumidores, recordé varios aspectos.

Bueno, el asunto es que leí el capítulo dedicado al “Consumo” y que al escribir este artículo me vino al dedo.

A continuación leerás algunas ideas que buscan la mesura y no el “usa un poco y descártalo”.

De acuerdo a la religión o al credo profesado seleccioné al azar a algunos:

Budistas:

“Pero quienquiera que esté en la Tierra, vence el deseo de doblegar sus penas, será abandonado como el agua cuando se desliza por la hoja del loto” (Dhammapada, 336).

Cristianos:

“Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo y perdiere su alma?” (San Marcos 8:36).

Confucianos:

“Tanto el exceso como la deficiencia son erróneos” (Confucio, XVI, 15).

Hindúes:

“Quien vive libre de deseos, sin anhelos […] alcanza la Paz” (Bhagavad Gita, II.71).

Islámicos:

“La mejor riqueza que podríamos tener consiste en renunciar a los deseos exagerados” (Imán Ali A. S.).

Judíos:

“No me den riquezas ni pobrezas” (Proverbios, 30:8).

Taoístas:

“Es rico el que sabe que tiene suficiente” (Tao Te King).

Las conclusiones sobre la fe y nuestro entorno

 

No creo que haya una religión que se precie de ser seria y que llame a la destrucción del planeta.

Y de haber alguna, mejor sal rajando de ahí 🙂

Las religiones tienen a la fe como base fundamental pero pensando en voz alta, ¿sería posible que se involucre el tema ambiental más a menudo?

Hemos leído que por ejemplo, la religión cristiana celebra junto a la ciencia pero exige, y personalmente me parece adecuado, ética, responsabilidad porque es la reserva moral que ayuda muchísimo para no caer en el libertinaje que ha sumido a varias sociedades en la degradación progresiva.

Si cerca del 85% de la población mundial tiene, pertenece, cree o sigue a alguna religión, éstas podrían ser otro recurso válido para concienciar a la gente.

Y justamente eso acabo de leer en el periódico ABC de España del 26/06/16, que indica:

“Es muy importante que los científicos vieron en el potencial de las iglesias como efecto parlante para plantear y poner sobre el tapete el problema ambiental global”.

Desde que el Papa Francisco publicó la encíclica Laudato Si, dirigido a todas las personas sin importar las creencias, el tema ambiental es tratado con mayor frecuencia.

¿Por qué no aprovechar esta relación si es honesta, no va contra los postulados de la Fe y es por un bien común?

Las religiones y el cuidado del medio ambiente deben fortalecerse con un vínculo fuerte y de carácter indisoluble.

Gracias.

¿Y tú, que opinas?

Seguro que muchas cosas porque en temas de fútbol, religion y política siempre hay disputas.

Compártelo:
Share

Marcelo M.

Marcelo Moscoso P. consultor ambiental, formado en Ingeniería Agronómica y Medio Ambiente.Tengo este blog que se nutre de ciencia, el medio ambiente y los animales.Bienvenido.

6 comentarios:

  1. Ninneth Arriola

    Veo dos problemas:
    1.Que la información llegue a todos los feligreses y éstos logren tomar consciencia, acaten los consejos y las recomendaciones de cada una de las religiones.
    2.Qué pasa con las sectas religiosas derivadas de estas religiones? No necesariamente comparten las mismas ideologías. Algunas interpretan las escrituras o libros sagrados a su conveniencia y/o comodidad. El peligro radica en la rapidez en las que algunas de ellas están creciendo.

    El artículo me gustó mucho. Espero que cada una de las religiones aporte más seres humanos con conciencia y responsabilidad hacia el medio ambiente y los recursos naturales.

    • Gracias por tu aporte Ninneth, has enriquecido y planteado el debate sobre un tema siempre polémico.

      Me alegro que te gustase el artículo y quedo a tus órdenes.

      Saludos,

      Marcelo

  2. Un articulo que tiene toda la razón! Desde el principio textos como la Biblia, enseñan al hombre a cuidar a la naturaleza. Por el simple hecho de afirmar que el medio ambiente fue creado por Dios ello le dota de un poderoso sentido de consciencia! Sentimiento que es aumentado por los incontables salmos que enseñan nuestro deber con el ambiente! Por eso es que ser creyente impulsa al ambientalismo! Un saludo Marcelo! Grande tu blog!

    • Estimado Abraham, mi socio en la cruzada ambiental, como escribí, las religiones tienen a un Dios que pregona el cuidado de su Creación, pero los fieles hacen caso omiso.

      Es como cuando dicen que el islamismo es una religión de paz, pero, malos fieles distorsionan el mensaje y cometen terribles actos.

      A lo que quiero llegar es que el ser humano debe actuar consecuente con su religión, y si es ateo con su sentido común. La ciencia hace su trabajo y gratamente, opinión personal, mis creencias actúan llamando a la alerta cuando el hombre, las corporaciones o los lobbies quieren hacer lo que les da la gana.

      Saludos y vamos a seguir trabajando.

      Marcelo

  3. Muy interesante el enfoque, la mirada ecuménica enriquece lo meramente ambiental.Muy bueno el enfoque.Gracias

    • Apreciada Yiyi, gracias por tu comentario, es deber preservar el medio ambiente siendo creyente o no. Todos compartimos un hogar común y desde mis creencias como católico, los trabajos de mis Papas Benedicto y Francisco, en sus encíclicas respectivas, me sirvieron para leer y aprender más de ellos.

      Cambiando de tema, ¿si tan sólo habría una moratoria de un año a los gastos de los presupuestos militares globales, habríamos solucionado temas como el hambre, el saneamiento básico y demás? … ¡Claro que sí! pero es una utopía porque somos entidades que piensan individualmente y vivimos sin importar en la herencia que dejaremos para con nuestros hijos, nietos y demás.

      Con mucho aprecio Yiyi,

      Marcelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

  • – Más Artículos Relacionados –